Grafología Infantil

La grafología infantil es una disciplina completa. Su método consiste en una observación exhaustiva de la escritura, mediante especies gráficas propias de los niños, pero también especies que son comunes a las escrituras de adultos. Es así como nos acercamos a la comprensión del carácter y a las posibles dificultades del niño.

Ahora que los niños aprenden a teclear el ordenador antes que a escribir, el estudio de su escritura desde los diversos ámbitos permite detectar problemas leves de disgrafía, que podrían afectar al correcto desarrollo del niño en sus estudios; advierte sobre problemas más graves como la dislexia; y nos pone en alerta cuando el niño o el adolescente están sufriendo problemas emocionales que no saben expresar.

La grafología infantil considera todas las condiciones que se dan en el aprendizaje de la escritura: esquema corporal, situación en el espacio, lateralización, organización temporo espacial, coordinación del gesto, maduración del sistema nervioso o nivel del lenguaje.

Evolución

Para apreciar la evolución de una escritura, se compara con las de otros niños de la misma edad y del mismo nivel escolar. Fueron Hélène de Gobineau, y después el profesor Julián de Ajuriaguerra y su equipo quienes pusieron a punto la escala niños, o Escala E, de la que se sirven los grafólogos especialistas en infantil para determinar la edad grafomotora de un niño de 6 a 12 años.

Además, se aprecia globalmente el nivel gráfico de una escritura teniendo en cuenta importantes aspectos como los cuatro grandes de la grafología clásica: el espacio, trazo, forma y movimiento.

Disgrafías

En una población escolar normal, alrededor del 10% de los niños son disgráficos, pero en los medios más desfavorecidos, las cifras son mucho más impresionantes.

¿Quién es disgráfico? ¿Es un problema hereditario? ¿Es un problema de educación? Es disgráfico, según la definición de Ajuriaguerra, “todo niño cuya calidad de la escritura es deficiente sin que ningún déficit neurológico o intelectual explique esta deficiencia”. Y aunque este problema no pueda estar ligado a un factor genético en el estado actual de nuestros conocimientos, es innegable que existen predisposiciones familiares, sobre todo en entornos de ansiedad.

Un uso inadecuado del útil, una mala postura, son causas de disgrafía, pero también la escritura puede dañarse en su evolución por otras dificultades que reflejan en ella sus síntomas, considerando el aspecto psicógeno de las disgrafías de los niños.

Objetivos

  • Proporcionar una aproximación a la grafología y sus principales conceptos.
  • Dotar de unos conocimientos sólidos en grafometría infantil para determinar la adecuada evolución del niño en relación con otros niños de su edad.
  • Mejorar los aspectos que rodean el aprendizaje de la escritura en el niño.
  • Identificar los principales signos de alerta en la escritura de niños y adolescentes.
  • Conocer y aprender las diferentes técnicas de reeducación de la escritura.
  • Enriquecer la práctica de todos aquellos profesionales que trabajan con niños, con su escritura y sus problemas.

Descárgate el Programa del Curso de Grafología Infantil