reeducación de la escritura

Reeducación de la Escritura

La grafología es una herramienta de conocimiento del ser humano. Se basa en deducir la conducta de las personas a partir del estudio de su escritura, por el hecho comprobado de la intrincación motricidad y carácter.

En estos últimos años se ha abierto un debate sobre la enseñanza de la escritura a mano. Con la incorporación de los medios digitales en las aulas, se han planteado dudas sobre la utilidad de un aprendizaje tan complejo como resulta el de la escritura manual, cuando su utilización parece algo residual frente a la escritura en el teclado del ordenador. Incluso algunos maestros se han decantado fervientemente hacia la supresión de la enseñanza de la escritura cursiva a favor del teclado, y en 2015 saltó la alarma cuando en EEUU se anunció que se suprimía la enseñanza de la escritura cursiva en las escuelas, si bien posteriormente esta medida no se puso en marcha.

Durante las primeras etapas del aprendizaje, la escritura a mano puede ayudar al desarrollo de la lateralización –la actividad cotidiana de escribir por medio de la sujeción del útil de escribir ayuda a la diferenciación izquierda/derecha-,  y a la comprensión del esquema corporal –el control visomanual del avance de la escritura a lo largo de la línea virtual, refuerza la lateralización y la ubicación espacial de los objetos y del movimiento en relación al tronco, que permanece estático mientras brazo y mano se movilizan en un espacio pequeño.

Feder y Majnemer (2007) destacan que el aprendizaje de la escritura manual potencia el desarrollo de habilidades de control motor fino, y desarrolla la integración bilateral y visual, la planificación motora, la propiocepción, la atención sostenida y la percepción sensorial de los dedos. Estas autoras demostraron la relación existente entre la buena o mala letra y el rendimiento académico de los niños.

Lo cierto es que el aprendizaje de la escritura no es un acto meramente motor, sino que conlleva el desarrollo de patrones de movimiento y la comprensión de significantes, y por otra parte ayuda a un más rápido aprendizaje de la lectura (James & Engelhardt, 2014).

Trastornos

Por ello, nos interesa recalcar que la pérdida o el trastorno de una función cognitiva como la escritura a mano, totalmente ligada al lenguaje, a la facilitación de la memorización de contenidos, y a la facilitación de la atención, es una pérdida importante desde cualquier punto de vista que lo contemplemos. Y si es cierto que las nuevas tecnologías nos dan un apoyo importante en el caso de esa disfunción, también lo es que la relevancia social que por ejemplo tiene la firma, o enviar una nota manuscrita no puede ser pasada por alto. No podemos considerar tampoco que ya no esté de moda, pues actualmente arrasa el lettering, que no es sino una forma “cool” de llamar a la caligrafía.

Diagnosticar y tratar un trastorno de la escritura es, por tanto, muy importante durante las fases del aprendizaje, pero también en la edad adulta pues reporta beneficios cognitivos y emocionales que el teclado no puede suplir.

Al referirnos a reeducación nos centramos en las disgrafías causadas por un déficit en el aprendizaje o por una situación psicológica que ha impedido al sujeto fijar correctamente un patrón de movimientos  adecuado.

Mientras que hablamos de rehabilitación cuando nos hallamos ante escrituras que fueron correctamente automatizadas y que se han deteriorado por causa física o psicológica.

OBJETIVOS

  • Proporcionar una aproximación a la grafología clásica y sus principales conceptos.
  • Conocer el ciclo vital de la escritura, su evolución y su deterioro.
  • Enriquecer la práctica de todos aquellos profesionales que trabajan con niños, con su escritura y sus problemas.
  • Conocer y aprender las diferentes técnicas de reeducación y rehabilitación de la escritura.

DIRIGIDO

  • Este curso es de gran utilidad para todos los profesionales que se enfrentan a la escritura infantil y a sus problemas: ortofonistas, logopedas, psicólogos, pedagogos, maestros y profesores que hacen un trabajo muy importante en la enseñanza de la escritura, y cuyas condiciones no están exentas de dificultades.
  • También para todos aquellos que no poseen la suficiente información sobre disgrafías ni sobre las posibilidades que la reeducación de la escritura ofrece para tratarlas.
  • Y finalmente para todos los que se han tropezado con grafías deformadas que pueden aparecer tanto en adolescentes como en personas de edad y que se convierten en un elemento clave que dificulta la superación de los vaivenes de la vida.

Descarga el Programa del Curso de Reeducación de la Escritura