La peritación caligráfica, también conocida como grafística, grafoscopia, grafocrítica o grafotécnia (dependiendo del país o institución), es la disciplina que se encarga del estudio de las letras manuscritas, la firma, así como el gesto o dibujo gráfico realizado en cualquier soporte, al objeto de determinar su autoría.

La documentoscopia se encarga del análisis completo del documento, investiga la existencia de posibles alteraciones o anomalías fraudulentas que puedan afectar a su integridad, con el fin de establecer la autenticidad del mismo.

Entre las funciones principales que realiza el perito calígrafo y documentólogo, se destacan las siguientes:

  • Establecer la autoría de firmas o textos manuscritos (contratos privados, testamentos ológrafos, documentos bancarios, etc.).
  • Alteraciones fraudulentas en cualquier tipo de documento (enmiendas, interpolaciones, añadidos, borrados, discriminación de tintas, etc.).
  • Estudio de fotocopias (diferenciar si es original o copia, tipos de impresión, etc.).
  • Estudio de textos, dibujos o grafismos anónimos (amenazas, coacciones, injurias u otras).
  • Identificación de autores de los grafitis.
  • Estudio de firmas en blanco (superposición de trazos, cambios en la evolución escritural, simbolismo del espacio, etc.).
  • Manipulaciones en guarismos alterando las cifras.
  • Falsedad en papel moneda o documentos identificativos u oficiales.